La policía encontró 15 marcas en la pared del zulo donde estuvo Publio Cordón, una por cada día de secuestro