Gallardón, apoyado por su partido