Maribel y Javier denunciaron a los médicos por no informarles de las malformaciones que padecía su hijo Alejandro