Draghi afirma que el BCE está dispuesto a hacer todo lo necesario para defender el euro