Carlos Dívar asegura que tiene la conciencia tranquila respecto a sus viajes