El ex presidente del Supremo no va a ir al Parlamento a dar explicaciones