Carmen y sus tres hijas viven en la calle desde hace dos semanas