Varios parados de más de 50 años se conocen en el INEM y crean su propia empresa