Un cura toca el cuerpo de una reportera a la que le asegura que está poseida