Ana Mato se reunió con los consejeros de sanidad de las comunidades autónomas y logró que 425 medicamentos dejen de ser financiados