Varios vecinos denuncian que la policía les empujó mientras apoyaban a una familia que estaba siendo desahuciada