Jordi Domenech, coordinador de la liberación: "Si no interveníamos la muerte era inminente"