Juan Manuel Morales declaró ante el juez que no tenía ánimo de realizar lo que escribía, que lo hacía por desahogo