¿Se la juega España con la cita de Merkel y Rajoy?