El BCE comprará deuda pero España tendrá que solicitar formalmente el rescate