Los futbolistas del Yébenes, con su compañero