Antonio del Castillo, ilusionado con la reforma del código penal