Los Duques de Palma buscan la paz en la localidad francesa de Bidart