Agentes marroquíes tratan de detener a los periodistas adentrados en el Monte Gurugú