El abogado de los denunciantes asegura que hay un vídeo que confirma la agresión