El padre de Antonio Regalón cedió la propiedad de la vivienda a Francisca y José