La sierra madrileña, cubierta de nieve