El director de comunicación de Cajamar asegura que Jesús y su familia no se quedarán en la calle