Los Ruiz Mateos están recuperando sus propiedades a través de testaferros