Continúa la polémica por el museo de Rocío Jurado