Francisco se suidició tras recibir una carta de Hacienda