Paloma Gómez Borrero: "Cada vez veía al Papa más débil y que no podía con el peso del Papado"