Roma, impactada con la dimisión de Benedicto XVI