Una mujer, a punto de entrar en prisión por utilizar tarjetas robadas obligada por su pareja