El joyero que disparó a los ladrones asegura que temió por la vida de su hija