Bretón apagó su móvil durante 4 horas