Bárcenas ha defendido con osadía su inocencia