El sector servicios, clave en la bajada del paro