Hacienda asegura que un error en el dni provocó la polémica sobre las ventas de varias fincas por parte de la Infanta