Ninguno de los testigos del parque vio a los niños