Bárcenas considera una locura que piensen que existe riesgo de fuga