Pere Barceló, expulsado de la Iglesia