Francisco Javier Delgado, ¿el cerebro de la operación?