La marea blanca continúa su lucha con una nueva huelga