Muchos jóvenes ingresan en centro de menores para salir de las drogas y el alcohol