La economía de la zona euro sufre la recesión más larga de su historia