'Callejeros', la vida después del desahucio