Cayetano Martínez de Irujo, condenado por pegar a dos fotógrafos