Paloma trabaja cuatro meses al año gracias al mantecado