61 trabajadores de una fábrica de armas se encierran para no perder su empleo