Isabel y su familia viven el patio de la comunidad tras ser desalojados