Con el cierre de los chiringuitos, muchos trabajadores temporales volverán al paro