Los datos del paro, esperanzadores para el Gobierno