Melanie, atemorizada por su expareja