Casa Real desmiente cualquier participación del rey en el golpe de estado